Skip to main content

La gestión de gastos es una estrategia financiera y operacional que consiste en identificar, hacer seguimiento y reducir costes, buscando beneficios a través de la sustentabilidad y la competitividad.

Para lograr esta gestión, lo que toda empresa debería hacer es contar con un software para una gestión de gastos, el cual les ayude a supervisar los consumos recurrentes y gastos ocasionales. Esto le permitirá al departamento de finanzas tener acceso a los gastos generados de acuerdo al rubro, equipo o característica del gasto. ¿Cómo? A través de reportes de gastos centralizados y sencillos. ¿El resultado? Mayor visibilidad y agilidad en la toma de decisiones presupuestarias.

Un software de gestión de gastos también nos ayudará a integrar y automatizar procesos financieros, administrativos y contables.

A continuación te mencionamos algunos de los beneficios más importantes:

  • Agiliza los flujos de trabajo: al ser un sistema digital, la agilidad y fluidez de la información aumenta, con un seguimiento puntual a solicitudes.
  • Facilita operaciones: permite una mayor visibilidad de cada proceso, operación y rendimiento de los equipos.
  • Gran volumen e integración de datos: al no requerir un espacio físico para almacenar, nos permite archivar un mayor número de datos ligados y con mayor velocidad.
  • Rapidez en la aprobación o rechazo de gastos: la automatización de los gastos se puede llevar a cabo en tiempo real para ahorrar tiempo y recursos.
  • Balance visible: mostrando el saldo disponible del presupuesto, así como los presupuestos activos de cada perfil.

¿Qué buscar al implementar un software de gestión de gastos?

Dentro de los aspectos más importantes está el poder tener un mejor seguimiento de los gastos y facturas, siempre visibles en tu plataforma. Esto se traduce en mayor orden y control para realizar reportes y aprobaciones de gastos.

Por otro lado, también se busca aumentar la transparencia con los equipos de trabajo a través de presupuestos claros, siempre alineados a las políticas de la empresa.

Todas estas opciones se pueden lograr a través de un software centralizado, ahorrando tiempo y recursos. Mendel puede ser una muy buena opción para lograrlo.