fbpx

3 formas de aprovechar tu tarjeta de crédito corporativa Mendel

Equipo Mendel
Updated on

Más allá del control y la transparencia en tu gasto corporativo, tu tarjeta corporativa Mendel tiene más ventajas de las que te puedes apalancar para ahorrar más tiempo y dinero.

La tecnología financiera no solo está regresando el control y transparencia que nuestra gestión empresarial tanto necesitaba, también nos está ayudando a ahorrar más tiempo y dinero que nunca: una tarjeta de crédito corporativa digital hoy es la mejor prueba de ello.

Por mucho tiempo, estas herramientas, en su momento emitidas exclusivamente por los bancos, fueron aliadas del gasto corporativo; sin embargo, tenían un pequeño inconveniente (literal): las letras chiquitas de los contratos.

Afortunadamente, tarjetas como las de Mendel han acabado con todas esas cadenas y largos procesos burocráticos, y hoy están abriendo más posibilidades a los empresarios para invertir y usar mejor su dinero. 

Comprar equipo, renovar el inventario, contratar empleados, pagar campañas de marketing y mantener el flujo de caja estable mientras aumentan los ingresos: todo esto es más fácil gracias a la transparencia que ofrece la tecnología que hay detrás de nuestras tarjetas

Aunque mayor control y mejor gasto no son sus únicas ventajas: hoy puedes hacer mucho más con tu nueva tarjeta de crédito corporativa digital. En esta entrada te compartimos 3 maneras más de aprovecharla:

  1. Resuelve rápidamente el crédito de tus proveedores

Muchas empresas tienen líneas de crédito directas con sus proveedores para agilizar la compra de insumos, servicios u otros materiales. No obstante, el incumplimiento de pagos puede traerte problemas que pueden afectar tu presupuesto a corto plazo, pero también la relación con ellos.

Tu nueva tarjeta de crédito corporativa te permite automatizar el proceso de facturación, así como dar un seguimiento puntual de tus próximos pagos y/o gastos. Con esto te ahorras posibles problemas con tus proveedores de toda la vida.

  1. Financia a tu empresa, pyme o startup desde el inicio

De acuerdo a un informe de la U.S. Business Administration, el 27% de las nuevas empresas afirman tener dificultades para encontrar la financiación necesaria.

En este sentido, las tarjetas de crédito corporativas también pueden brindar un tipo de financiación más flexible para cualquier tipo de negocio, incluso para los considerados de “mayor riesgo”. A diferencia de un préstamo, para conseguir una de estas tarjetas no es necesario que tu empresa lleve funcionando un determinado número de años, por lo que es una manera rápida y flexible de hacerla despegar. 

  1. Mejora tu liquidez

Siempre existirán gastos a los que habrá que hacer frente, incluso si los ingresos no son suficientes, o aún no te han pagado por tus productos o servicios.

No te alarmes, porque tu tarjeta de crédito corporativa digital puede ser un recurso valioso para acortar la distancia entre los gastos y los ingresos: tú o tus colaboradores pueden solicitar una extensión en el gasto de su tarjeta en solo un par de clics, agilizando así la toma de decisiones y compras de emergencia. 

De esta forma, el efectivo circulará mejor a lo largo de tu compañía, y la falta de recursos necesarios para las cuentas por pagar será cada vez menor. 

Estas son solo 3 ventajas que podemos compartirte para aprovechar tu tarjeta de crédito corporativa Mendel, pero la posibilidad de revolucionar tu gasto corporativo y hacer más eficientes tus procesos de administración ¡hoy es infinita! 

Si quieres descubrir más beneficios de Mendel para tu compañía, haz clic aquí. Queremos conocerte y ayudarte a transparentar tus finanzas.

Deja un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *